Velocidad de crucero

Cuando la paz y mis manos

eran polos iguales,

cuando el mejor postor

de mi ruina era yo,

perdí el interés

por tener intereses,

cuando todos los segundos

me pasaban afuera,

caminé mucho, muchas

cuadras, muchas veces.

 

Disolviéndome vergüenza

para que fuera

cupiéndome más,

alquilé emociones

sin sustancia,

me arrastré por la calle

con el estómago caliente.

Quedé como un imbécil

en el barrio de mi infancia

pero igual quise que todo

siguiera igual hasta siempre.

 

Me abrigué la espalda

contra un muro,

escapé del sol que escalda

y me amparé en lo oscuro,

viajaba al futuro a la velocidad

de un segundo por segundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s